agosto 08, 2014

Mycorrizas, Líquenes, Alienígenas humanos.



La simbiogénesis reúne a individuos diferentes para crear entidades más grandes y complejas. Las formas de vida simbiogenéticas son incluso más improbables que sus inverosímiles «progenitores». Los «individuos» permanentemente se fusionan y regulan su reproducción. Generan nuevas poblaciones que se convierten en individuos simbióticos multiunitarios nuevos, los cuales se convierten en «nuevos individuos» en niveles más amplios e inclusivos de integración.
Margulis, Planeta Simbiótico20

El taller es del gusto, mas del gusto no explorado es el taller, como si el gustar fuera una materialidad que ha de hacerse en alguien, gesticular en la sintaxis del otro y en los significados que se paronimizan o se ambigüan tan sólo disolviéndose en una frontera y así comiéndose unas palabras con otras hacemos la poesía.

* a Lynn Margulis

La poesía como Symbiogénesis del lenguaje, existe desde el paso bacteriano hacia Eukarya, su lenguaje que es la imagen de la explosión del texto, Cámbrico de las palabras.

La palabra (Procarionta): El código de la aparición, se afirma en el mundo binario.

La poesía (Eukaria) como simbiosis entre seres procariontes que acumulan y dan origen a vidas conjuntas, Simbiogénesis en que dentro de un idioma las palabras actúan para otras palabras, esto es un cuerpo vivo que llamamos “lenguaje” que se en ese su sentido entiende a sí mismo, en cuyo palabrar se extiende y se multiplica algo llamado voz.

Volver a los sonidos es volver a un mar primigenio de Bacterias de escritura. Por que la poesía constantemente ha de moverse incorporando en este mundo binario, en el proceso por el cual un sonido es adoptado o robado y se incorpora a una nuevo Idioma del mundo, a un nuevo libro, a un nuevo textuar en el huevo del adn, esto es que la poesía como membrana u organelo parecido a los cilios, da con el habla sobredimensionada y es la máquina de la simbiogénesis, por ellos la poesía depende de lo que es idioma pero hace depender al idioma precisamente de su conocimiento de las palabras virtuales.

Hay por lo tanto literatura Eucariota o que a su vez se desarrolla con nuevas asociaciones,  (por ejemplo Poesía y Ciencia) como un Líquen, esta nueva teoría crítica mira al poema como gelatinización del discurso literario, no lo anula sino que lo trasciende actuando hacia la vida de lo que hoy llamamos lenguaje, el poema es ante todo una inteligencia que habla al ente explorador, en climas extremos para la razón el canto es una bitácora de la palabra de la vida. La literatura no es más que el pocillo que alguien leyó en su vaso, aunque la escritura es el juego que siembra el niño en la adivinación, por ello la escritura es adivinación del mundo. Creo que brebaje que induce al canto como barro que induce a la adivinación están íntimamente ligadas a coexistir, a depender, y a intercambiar su materia: hoy en día el canto se expande en la escritura digital, y la escritura se añuda a la sobrevivencia en el canto que la presenta. Son los dos tegumentos en que la poesía convierte en semilla lo humano.

La diversidad del género humano, cro-magnon, neanderthal, altaiensis, flores, no arrojó vínculos como sabemos con la mutación de genes, filotaxia, sino por un común: la simbiogénesis que realiza el género homo: la mano, el ojo, las cuerdas vocales, la cocina evolutiva preparaba lo humano cambiando los ingredientes. Sin embargo no son todos iguales artefactos, en unas prima la mano, la voz o el ojo. La especie sapiens a diferencia de otras es el ojo, en el ojo nace el discriminador, la mácula ese punto diminuto en el ojo, es el nacimiento del rostro, del lenguaje, del estado y de la religión.

Los simbiontes superan en sobrevivencia a los mutantes, así que nuestras investigaciones para una neohumanidad  deberán enfocarse más a las investigaciones de las posibilidades simbiontes del cuerpo, idioma o lenguaje humano antes que a las alteraciones de su humanidad (los productos).

Las revoluciones que se preparan serán las revoluciones de la simbiosis, dejando el producto de la historia, sin actualizar nada, sin rescatar nada, solo esa génesis de los frotamiento continuos generará estos caos coexistentes dentro de una genética alteradora de los taxones, por eso el capitalismo es la primera revolución verdaderamente neohumana, aquella que escapa constantemente al taxis, la revolución global que intenta absorber el caos para eliminar todas las incrustaciones de la historia, pero el capitalismo es una simbiogénesis deforme, génesis parásita que llevándonos como especie productora nos hospeda, el parásito que engulle al huésped. Y con ello engulle a la tierra y a la naturaleza terrestre que habita en cada uno de nosotros: el lodo, la enfermedad, la muerte. El capitalismo busca hacerse un ser inmortal a los hombres, en cuanto existan los cyborgs ya no habrá hombres, en cuanto existan los robots autorreferentes ya no habrá cyborgs. Nisiquiera nos daremos cuenta de ser desechados, somos ya todos cyborgs porque hemos desechado a la Tierra en nosotros.

El capitalismo reemplaza a la Tierra, nuestro primer hospedador, y reemplaza al hombre animal (su simbionte). Por eso el capitalismo puede aniquilar la Tierra y al hombre.

Sin embargo es una etapa crítica la que vivimos, en la que nos estamos jugando el traslado de un cuerpo a otro, siendo poco arriesgados a perderlo todo, conservadores, el mejor camino en este momento sería expulsar al capitalismo y a sus creyentes en un enorme mall hacia el espacio. [1].

La Tierra no es fija, es una especie de liquen de los seres vivos, la Tierra ve al capitalismo como un virus primitivo que brotó en la piedra donde había quedado atrapado, un mundo mineral que estuvo excluido, un elemento nutricio que ora explosiona su ensayo para nutrirse. Quizá es la cobranza del préstamo solar. Quizá es el anhelo de otra red, la red de la información, la red de la luz y el metal ahora requiere de nuestro cerebros, pensamientos emociones e invenciones para insistir. 

Así que somos científicos y laboratoristas de nuestros pensamientos que transitan del lodo al silicio, de la enfermedad a la cibernética, y del arte mágico de chamán a un nuevo arte mágico del artista, debemos prestar atención a las posibilidades de una poética sobre la simbiosis, pero mirar en la diferencia de escalas, canales y órganos, el horizonte de nuestro laboratorio, creo que nunca se concluyó el laboratorio neohumano del arte mágico del chamán y creo que el arte mágico del artista aún no existe ni puede existir. 

Como escritor actual, no puedo apuntar a ser poeta, como yaxkin puedo apuntar al alienígena humano. 



[1] Según Lynn Margulis, en los procesos simbiogenéticos "los términos de “coste” y “beneficio" no resultan demasiado útiles".11 Habrían podido iniciarse como una infección del hospedador o la ingestión del hospedado seguida de una resistencia a la digestión. En este periodo, plausiblemente largo, no podría hablarse de beneficio mutuo, por el contrario puede entenderse que el hospedador, infectado, deberá arrastrar durante ese primer periodo los inconvenientes de la infección, "en cualquier momento esas asociaciones pueden disolverse, sus miembros pueden cambiar e incluso destruirse entre sí, o simplemente perder a su simbionte”

julio 23, 2014

Magos en la poesía

Aquí una grabación parcial de lo que fue la presentación en el Claustro de Sor Juana, en total habrá durado 30 min. Saludos!

junio 18, 2014

Mates Burilados

Yaxkin Melchy
Ciudad de México (1985)

Mates Burilados: plenitud del sentido.
Trozo de lenguaje aún perdido en nosotros.
Enrique Verástegui


mates burilados,
tu corazón es una rueda por el cielo
de familias que se conocen y desconocen
peleas con los gatos,
rayas pintadas en las paredes de la habitación
que se alza como una montaña en reversa

mates burilados
mi corazón un tagadá, una flor mecánica
que gira en un jardín de limones
salí corriendo en patines, en el Huvr,
y todos los televisores me despedían
con la estática de una programación antigua
del tamaño del universo

mates burilados
los adolescentes mutantes vienen en camino
a tomar las riendas de una existencia vieja
transparencia para aparentar poemas
allí donde solo hay mocos y más mocos
comenzarán a jugar el videojuego
sutra de la luz dorada

mates burilados
un cd rom de la célula primordial
y si he de añorarlo que sea del futuro
en cada atmósfera
deslizándome a la espalda
escuchando la canción de los Bosson de Higgs
en el tambor de oro

mates burilados
materia, basura
montañas congeladas y refrigeradores de energía,
olores de fermento sobre los mates,
chapopote en los cuadernos,
pastizales en que amontonamos
montañas de aparatitos

basura más basura, catéteres por donde escurrimos
de aquí a allá, autobuses, aviones, más basura
tirar y alimentarse, hacer el amor
y renacer en el agua hedionda
somos los espíritus dextro tras dextro
de una nueva cordillera tras otra

mates burilados
somos los doce signos del zodiaco
envueltos en papel celofán
y bailamos al ritmo de las caricaturas
somos doce niños envueltos en zodiacos
que son los continentes nuevos
islas de basura en el mar del vómito
somos doce años, los chocomilk años
millonésimas que desaparecen
con rastro de biodesagradables destinos

una larga camita es casi nuestra vida
como nubes íbamos sacando yos de las almohadas
amamos los golfitos y los golfitos nos aman
¿cuál es la realidad, cuál es la esencia
de toda autobiografía?
yo vi que nuestra autobiografía era el leveleo
a una evolución final

con los dados psíquicos hicimos más palabras
vivíamos en un aire sólido
casi llenaríamos la literatura con botellas de PET
y eso era lenguaje, era un sinfín dentro de otro
una tormenta de agitados millones de barquitos
carcazas, medusas, montañas

mates burilados
la literatura fue propaganda
propaganda aunque fuera hermosa
yo desconocí mis poemas
y quizá estos ahora me desconocen
entre ambos la poesía
me arrojó del futuro para aniquilarse

mates burilados
chorcha, libros, chesco
seda de las rutas del chicle
que se pegará a nuestras suelas
en segundas inscripciones mayas

mates burilados
inscripciones para los perritos
comiendo estrellas
mostramos nuestras patitas de tinta
mostramos los colmillos,
Vía láctea, perritos embistiendo
a tu mancha infinita, brillante
en el corazón de la leche

mates burilados
cactus que florecen sus estrellas de papel
el espacio es herramienta de tus ventanas
y las columnas se disuelven
el espacio, digital depósito
de datos que se corrompen
como hormigas o mariposas

mates burilados
ahora que escribir
sólo tiene el ritmo de los digimundos
y los rayos que se comunican entre ellos
ahora que escribir nació de tu deporte favorito
algo así como rebotar una pelota
y encestarla en un aro
y en cada aro el paso del tiempo

mates burilados
hoy somos deportistas
surfeando con una mente fantástica
hoy erigimos las nuevas tierras lúcidas
desde un rebosamiento
adrenalina, mecánica, albúminas
el escenario de otro ADN ha comenzado
y todo se renueva en las paredes del ojo

Crecemos como los líquenes


Sobre el festival subterráneo de poesía (2008, 2010, 2012 y 2014)

¿Para qué un festival y no solamente una escritura como innovadora del lenguaje? Qué se ilumina invitando y hablando y también festejando, sino las fuerzas peculiares del enlace de los individuos, ensayar reacciones en partículas tiene dimensiones de querer un ecosistema. Hacer movimiento es también un curso de la naturaleza que transcurre en nuestra literatura como un huracán, un tsunami y un meteorito. Los pasados festivales subterráneo no pretendieron edificar ninguna memoria que no tuviera ese registro-recuerdo-revelación de un paso de poesía que derribaba las ciudades del pánico, a saber las de Autoridad, Libro y Literatura. Una ética brillante es la amistad y por eso hoy hacemos un festival alienígena (de nacimiento subterráneo), para poner la palabra poema a un sustrato, ésa es la investigación emprendida por un grupo de niños toscos poetas, artistas de la desesperación en el 2008, (año del primer festival subterráneo en la Ciudad de México[1]) y encontrar en la necesidad más necesidad, un perseverar haciendo para quitarse la tristeza que nos produce el código “escritor para la literatura”, a como lo vemos ahora la poesía sigue asfixiándose, entonces cuál es sino esta necesidad de impactarse con la diferencia, la bella ilegalidad de decir que somos una nube de adictos que quieren ser alquimistas y contagiar una epidemia llamada enfermedad de la crisis de la literatura mexicana.
Entonces como ahora no conquistamos ningún espacio, no mandamos ningún astronauta en camino de poner una bandera para la literatura, sino que nos nutrimos y hubo que contender por la propia ficción, filosofía y festejos con que tallamos escritura, para hacer algo personalísimo también, y entonces alquimia, una simbiogénesis, un organismo plebeyo nacido de una nueva lengua en la naturaleza, donde los libros son simbiontes de cuerpos visuales, musicales, verbales!. La tradición como la evolución sigue apegada a la ortodoxia, por entender como un cambio en literatura la constante mutación y revolución de las formas y no intuyen que la evolución misma a la que nos dirigimos es a integrar, hospedar las palabras a un órgano quimera, esta evolución es la que llamamos a tener un destino alienígena: Bosque de Mineral El Chico, Casa del Poeta en DF y de Ciudad Neza, Pirámide de Santa Cecilia, Centro Cultural Universitario del Chopo, Colegio de Ciencias y Humanidades, Pulquería de las licuadoras, Basurero de Chalco, Bahía de Navachiste, Laguna de Bacalar, ¿sino para qué hacer un festival en lugares tan disímiles, remotos y a veces sórdidos? Ir a donde ya no vamos, encontrar donde ya no encontramos lugares, personas, ánimos, ahí están sembrados los lenguajes subterráneos, creciendo como un enigma político, económico y comunicativo, porque y si resultase que la poesía tiene la intención de llevarnos a este nuevo órgano, ojo, oído, contorno de algo que quedó tecnológicamente suspendido, algo que nos está esperando, entonces para qué queremos un festival de la poesía que salga en los diarios sin salir a los barrios de la mente.
Queremos una liberación de la complejidad del espacio, las secuelas de una vida[2].
Este año, 2014, terminará el último festival subterráneo y vamos dándonos a entender que un festival de literatura, música, arte y ciencia, será el guión de una película (con locaciones y actores que se incitan) donde no perdemos la poesía, la ganamos: Los Simbiontes.

Yax kin Melchy




[1] Para consultar imágenes y algunos videos puede accederse a http://festivalsubterraneo2010.blogspot.mx/ , http://festivalsubterraneo2012.blogspot.mx/
[2] El cerebro ha rebasado a los que se definen, con alegría y fiesta el lenguaje ha rebalsado la literatura, solo el mercado sigue insistiendo en el ser…
*Texto de próxima aparición en la Radiador Magazine